Presenta Naief Yehya ‘Pornocultura’, ensayo sobre violencia sexualizada en los medios

0
Pornocultura
Pornocultura

La pornografía tiene una capacidad deshumanizadora que es necesario revertir, afirma el autor.

Bajo el cuestionamiento “¿Somos, acaso, una cultura tan obsesionada con el espectáculo que hemos hecho de la muerte y la tortura un divertimento más?”, se llevó a cabo la presentación del libro ‘Pornocultura: el espectro de la violencia sexualizada en los medios’, tercer trabajo del escritor mexicano Naief Yehya, quien desde 2004 ha presentado un par de libros enfocados al análisis del fenómeno de la pornografía y su repercusión en la sociedad.

Con la participación del también investigador y filósofo, Fabián Giménez Gatto, el director de cine pornográfico gay, Gerardo Delgado y el escritor Fabrizio Mejía, el Fondo de Cultura Económica “Octavio Paz” de la colonia Chimalistac de la Ciudad de México fue el escenario en el, el jueves pasado, director e intelectuales alabaron el trabajo de Yehya.

“Este libro es de los más ambiciosos y propositivos de Naief, porque la  pornocultura funciona como categoría de análisis cultural con muchos más alcances a nivel teórico”, aseveró Giménez Gatto, quien además hizo hincapié en desvincular este término del de “pornochic”, el cual consiste en una “especie de estandarización de los elementos de la pornografía para efectos de publicidad”.

Idea ésta que es contraria a la tesis del autor pues, para Giménez Gatto “el concepto de pornocultura de Naief alude, en su versión más radical, a la representación del sexo y de la muerte en el registro de lo real. A la trasgresión vinculada a imágenes extremas, categorizadas actualmente en las imágenes controversiales.”

Fabrizio Mejía, Naief Yehya, Fernando Delgado y Fabián Giménez Gatto en la presentación de ‘Pornocultura’

Fabrizio Mejía, Naief Yehya, Gerardo Delgado y Fabián Giménez Gatto en la presentación de ‘Pornocultura’

Por su parte, tanto el director de cine, Gerardo Delgado, como el autor de ‘Entre las sábanas’, Fabrizio Mejía, celebraron el trabajo de investigación realizado por Yehya; mientras que, por su parte, el autor se centró en expresar su preocupación por los efectos que la pornografía y las facilidades tecnológicas han causado en una sociedad en la que lo violento explícito se ha vuelto de lo más común; lo cual no tiene nada que ver con el sentido de pornografía, pues para Naief la pornografía es el género de “la honestidad absoluta”, por ser transgresora y ser la revelación de la carne.

“Me fui encontrando con cosas que me fueron dando un poco de temor. La pornografía tiene esta capacidad de deshumanización que se vuelve peligrosa, porque ya deshumanizamos a víctimas reales (mujeres filmadas durante una violación); y cuando suceden cosas que son verdaderamente perturbadoras es todo lo contrario a la deshumanización. Ahora el problema es humanizar a la pornografía, ponerle cara, dirección y teléfono a cada personaje que vemos en una imagen pornográfica”, finalizó.

Sigue a Artjen Martínez en @artjen04

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *