“Ver porno ayuda contra la vergüenza, la culpa y la represión”: Erika Lust

1
Daniel Escale / Lust Films
Daniel Escale / Lust Films

Conversamos con Erika Lust, escritora, guionista, productora y directora de películas para adultos.

Le acarició con suavidad y él experimentó un ligero escalofrío. Los dedos de Nora bajaron hasta sus testículos, los tocó levemente, como saludándolos, y tiró del escroto con cariño pero con firmeza, lo que arrancó a su compañero de cama —de suelo, en este caso— un temblor aún mayor. Cuando las caricias empezaban a parecerse a un conato de masturbación y Matías empezaba a gemir, se levantó y la tumbó de nuevo de espaldas contra el suelo, le quitó las braguitas, acercando mucho la cara a su pubis —a Nora le pareció que incluso le estaba diciendo algo, no había que desestimar ninguna locura por parte del argentino—, y, volviendo a besarla en la boca —esta vez con más fuerza—, se situó encima de Nora y la penetró con ímpetu.”

Escenas como ésta marcan el trabajo de Erika Lust, quien recientemente publicó La cancion de Nora (2013), su primera novela erótica. Pero Érica no deja en papel sus historias, desde hace varios años es pionera -junto con otras directoras- en crear películas para adultos desde un enfoque diferente.

A la mayoría de las mujeres que conozco no les gusta ver porno, algunas dicen que es predecible, que los actores y actrices fingen, que tiende a ser aburrido, o que en algunos casos es agresivo e incluso humillante. A otras simplemente les da asco. Las películas de Erika ofrecen una alternativa desde la igualdad, la pasión y el amor: “El porno convencional no nos muestra a mujeres disfrutando, nos las muestra como meros objetos que están para dar placer a cualquier hora y en cualquier lugar. Tampoco nos muestra a hombres entregados para que las chicas tengan orgasmos increíbles, sino todo lo contrario”, señala en entrevista para Arte Erótico.

Es por ello que desde 2004 ha realizado películas eróticas que muestran la intimidad, el deseo y la lujuria que implica el sexo. The Good Girl, su primer cortometraje, se distribuyó gratis por Internet y tuvo más de 2 millones de descargas en pocos meses. Tres años después, Erika presentó Cinco Historias para Ellas, una compilación de cortometrajes creados para mujeres y sus parejas. En 2008 dirigió el corto experimental Barcelona Sex Project, donde los protagonistas son los orgasmos de seis habitantes de esa ciudad.

Para Erika Lust el porno tiene un papel educativo fundamental porque cuando las y los adolescentes quieren saber cómo tener sexo -no en teoría, sino en la práctica- recurren a Internet y su primer noción será el primer video xxx que encuentren: “La pornografía es una forma de disfrutar de la sexualidad y de conocer nuestro cuerpo y el de nuestra pareja. También es una forma de innovar sobre nuevas formas de placer, la pornografía es educación sexual. Me gustaría que el porno asumiera ese valor educativo dejando a un lado la violencia, el sometimiento, la falta de respeto al que nos tiene acostumbrados y que se trate a las personas por lo que son, seres humanos libres con derechos y necesidades”, explica.

Con estudios en Ciencias Políticas y una especialidad en Derechos Humanos y Feminismo, la cineasta trabaja para comunicar que la pornografía y el placer no son algo negativo:

Es lo que quiero que vean otras mujeres en países donde la cultura sexual no está tan aceptada y aún existen muchos tabúes. Estoy segura que muy pronto el porno será concebido como algo normal y natural. Los prejuicios se están rompiendo y eso crea una forma de vivir más agradable y placentera. Ver películas explícitas ayuda a luchar contra la vergüenza, la culpa y la represión. Quiero hacer ver a esas mujeres que el porno es una herramienta de educación, de influencia, de política. Es un discurso que habla sobre la sexualidad masculina y femenina”.

En 2008 Erika publicó el libro Good Porn: A Woman’s Guide y en 2009 el cortometraje Las Esposas. Un año después presentó los libros La Biblia Erotica De Europa y Love me Like You Hate Me, -escrito junto con Venus O’Hara- el cual también fue filmado como cortometraje. Posteriormente dirigió Handcuffs (2009), Life Love Lust (2010), Room 33 (2011) y Cabaret Desire (2011).

Los actores que aparecen en sus películas generan gran empatía con la audiencia: “Busco gente natural, no hacen falta cuerpos esculturales, no me gusta que los actores estén operados, no todas las mujeres tienen los pechos enormes. Intento que en mis películas el espectador se sienta identificado y a la vez que haya alguien que le guste. Además, el casting es difícil porque busco que entre los actores que van a interactuar haya química, además de sexo recreamos sentimientos durante el rodaje”.

-Los vídeos caseros han tenido gran popularidad en Internet, ¿crees que podrían llegar a sustituir a las producciones porno?, le pregunto.

-Los videos caseros tienen éxito porque muestran la realidad, personas normales, escenarios normales, fantasías reales, sentimientos. A pesar de la ausencia de calidad en la imagen y la estética pobre, el espectador se siente identificado y eso le pone más. Creo que si se siguen haciendo producciones porno tan machistas e irreales podría ser sustituido, por esa razón hay que cambiar la forma, la gente lo está pidiendo a gritos, sobre todo a las chicas.

Si alguien sabe qué le gusta a las mujeres, probablemente es Erika, por eso le pregunto qué fantasías sexuales son más atractivas para ellas: “Cada una tiene sus preferencias. Lo que está claro es que queremos que nos hagan disfrutar, que se centren en nuestro placer. No queremos hombres egoístas que se centren en ellos. Queremos ver sus expresiones, su cara, sus brazos, verlos como persona, no como polla. Una relación sexual es cosa de dos y en la vida real se disfruta viendo disfrutar a tu pareja”.

En 1940 la autora estadounidense Anaïs Nin escribió: “La fuente del poder sexual es la curiosidad, la pasión. El sexo no se desarrolla en monotonía. Sin sentimientos, inventos, humores, sin sorpresas en la cama. El sexo debe mezclarse con lágrimas, risas, palabras, promesas, escenas, celos, envidia, todos los matices del miedo, viajes, nuevos rostros, novelas, historias, sueños, fantasías, música, baile, opio, vino”. Ya sé por qué Nin es la escritora favorita de Erika Lust.

Puedes descargar el libro Porno para mujeres gratis aquí y te dejamos los trailers de sus películas:

Cinco Historias para Ellas

 

Barcelona Sex Project

 

Handcuffs

 

Life Love Lust 

 

Room 33 

 

Cabaret Desire 


Comparte

1 Comentario

  1. […] Erika lust, directora de cine porno para mujeres, ha dicho que las películas xxx que muestran personas normales son más populares porque los espectadores se sienten identificados. lo que los prende más, y este es el caso. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *